Principios Básico Entrenamiento Alto Rendimiento

El entrenamiento deportivo consiste en la forma fundamental de preparación del atleta, basada en ejercicios sistemáticos la cual representa en esencia, un proceso organizado pedagógicamente con el objetivo de dirigir la evolución del atleta hasta lograr su máximo objetivo en la competencias planificadas.

 

En el entrenamiento deportivo se busca la mejora del rendimiento deportivo en una forma que no es el mero reflejo de unos factores puntuales.  De este modo, el papel del entrenador es “dirigir un proceso que se traduce en la minimización de lo impredecible del rendimiento”.  Este papel describe todo aquello del entrenador de alta competición, cuyo contexto es esencial para:

 

  • La estabilidad y continuidad durante un amplio periodo de tiempo.
  • El compromiso con un objetivo.
  • La participación frecuente y regular del atleta.
  • La progresión planificada en las cargas de trabajo.
  • El control de las numerosas variables que influyen en el rendimiento.

 

El nivel de compromiso y demandas del entrenamiento de tales circunstancias determinan el potencial para que un estado determinado de rendimiento se desarrolle.

 

Los entrenadores tienen la responsabilidad, especialmente con atletas de elite de alto nivel, de implementar un proceso de entrenamiento que sea coherente y adecuadamente planificado y monitorizado, y en el cual esté siempre presente la mejora y el bienestar del atleta mediante una cuidadosa regulación de los factores de la carga de entrenamiento.  La mayor parte de los principios que se discuten aquí son aplicables a cualquier deporte y a cualquier nivel de rendimiento deportivo.

 

El entrenamiento deportivo consta de 3 componentes fundamentales:

 

  1. La teoría de la prestación deportiva y la capacidad de prestación deportiva
  • La prestación consiste en el éxito, la exigencia de esfuerzo, la solicitación, la fatiga, la recuperación y el sistema funcional.
  • Sus componentes son: la condición física, la técnica deportiva, la estrategia y la táctica

 

  1. La teoría del entrenamiento deportivo
  • El entrenamiento consiste en el objetivo, el contenido, la intensidad, el volumen, el método, el ejercicio, el efecto y el nivel de entrenamiento.
  • El sistema de entrenamiento consta de división en ciclos, periodización, planificación del entrenamiento, proyecto del entrenamiento, valoración del entrenamiento, análisis del entrenamiento y control del entrenamiento.
  • Las etapas del entrenamiento son: entrenamiento inicial, entrenamiento básico, entrenamiento de desarrollo, entrenamiento de transición al alto nivel, entrenamiento de máxima prestación.

 

  1. La teoría de la competición deportiva
  • Función de la competición se divide en: competición de entrenamiento, competición de construcción, competición de verificación, competición de selección, competición de eliminación, competición de calificación, competición para clasificación, competición individual, competición de equipo, torneo, series de competición.

 

Para llevar a cabo el entrenamiento se necesita una carga o un estímulo que permita que se produzcan unas determinadas adaptaciones en el organismo.  Estas adaptaciones se manifiestan en una mejora de la prestación deportiva, un resultado o en un rendimiento en la competición.  Pero para que estas mejoras se produzcan es necesario utilizar unos procedimientos, procesos y métodos adecuados y respetar unas leyes o principios básicos que regulan el entrenamiento.

 

El modelo de proceso del entrenamiento contempla el ajuste a corto y largo plazo de todas las medidas necesarias para la realización del entrenamiento con el objetivo de mejorar el rendimiento.  Las medidas individuales de este proceso están relacionadas entre si en una especie de proceso cíclico que se desarrolla en cinco fases.

 

  • Primera Fase – Diagnóstico (análisis) del estado actual de rendimiento y determinación de las etapas de entrenamiento.
  • Segunda Fase – Determinación de los objetivos y resultados estandarizados y planificación del entrenamiento.
  • Tercera Fase – Realización del entrenamiento.
  • Cuarto Fase – Control del entrenamiento y la competición.
  • Quintas Fase – Evaluación y comparación con resultados estandarizados y retroalimentación.

 

Con todo lo mencionado, el proceso de entrenamiento exige una interpretación contextual de conceptos claves que la gestión del rendimiento depende de la capacidad del entrenador para asegurar que la progresión sistematizada se logre según la forma de operar los mecanismos que regulan el proceso.  Estos mecanismos dependen de la información disponible, la planificación y la monitorización.  Por ello sería un grave error en trabajar con tomas de decisiones a corto plazo.  Cuando se produce una gestión inadecuada del entrenamiento, se producirá una disminución del rendimiento deportivo conocido como “sobre-entrenamiento”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>